Actualidad

La forma que recomienda la OCU para cambiar de compañía telefónica sin sobrecostes

La Organización de Consumidores señala que sigue siendo habitual cobrar penalizaciones de hasta 150 euros por bajas en contratos con permanencia

La OCU explica cómo descifrar la factura de la luz

Estafa de los empleos falsos: qué tipos existen y cómo evitarlas

Señales para identificar una llamada fraudulenta y consejos para protegerse de estas


Las llamadas de las operadoras telefónicas ofertando nuevas tarifas y paquetes audiovisuales son el pan de cada día. No hay usuario al que no le suene el móvil varias veces al día a causa de esta lluvia de oportunidades telefónicas.

Para saber cómo afrontarla, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha desvelado una serie de recomendaciones y consejos a tener en cuenta.

Principales problemas

Uno de los principales problemas a la hora de cambiar de compañía es la portabilidad. Consiste en mantener el mismo número de teléfono al cambiar de operadora telefónica.

Para ello, la OCU, que además avisa del importe mínimo para pagar con tarjeta, aconseja seguir una serie de pasos antes de iniciar un proceso de portabilidad. En primer lugar, deberemos asegurarnos de no tener permanencia con la actual compañía.

En caso de tenerla, habrá que pagar una compensación económica para abandonar dicha operadora antes de empezar a funcionar con otra. El consumidor deberá valorar si merece la pena pagar dicha penalización pendiente. Esta debe ser proporcional al tiempo de permanencia incumplido.

Además, con respecto a la nueva portabilidad habrá que detallar qué servicios se desean pasar a la nueva compañía. Habrá que cerciorarse de los servicios que incluye la nueva tarifa e indicar si realmente se desean portar todos.

Si son solo algunos, la antigua compañía deberá enviar un nuevo contrato que solo incluya los servicios que se mantendrán.

Aunque la portabilidad se realice online o por teléfono, el nuevo operador está obligado a enviar el contrato por escrito, siempre que el usuario así lo solicite. Una vez se actualice la nueva portabilidad, el usuario deberá comprobar si todos los servicios contratados funcionan correctamente. En caso contrario, el usuario deberá reclamar a la nueva compañía.

Consentimiento obligado

Para que un operador pueda iniciar una portabilidad, ha tenido que recibir el consentimiento verbal del usuario. Este consentimiento tiene que ser escuchado por una persona y no por un sistema automático.

El algunos casos, el usuario ha podido dar su ‘OK’ al cambio de portabilidad sin haber sido conscientes. Es posible interrumpir la portabilidad una vez iniciada, aunque los plazos son muy breves.

En telefonía móvil solo se dispone de un día antes de que la portabilidad sea efectiva. Si la contratación se ha hecho a distancia (lo más común en la actualidad), el usuario tiene derecho de desistimiento durante 14 días.

Si el usuario goza de nueva portabilidad sin haberla demandado, la nueva compañía deberá permitir regresar a la antigua sin cobrar penalizaciones.

Redacción

Pedirayudas.com: Tu portal de referencia en asesoramiento de ayudas, prestaciones y recursos gestionado por profesionales del ámbito social.
Botón volver arriba