Actualidad

Jubilación y empleo: ¿puedo cobrar la pensión si trabajo?

Los autónomos que tengan por lo menos un trabajador contratado podrán cobrar el 100% de la pensión con la jubilación activa


Muchas personas se preguntarán si es compatible la jubilacion con el empleo. En este artículo responderemos a la pregunta de si es posible cobrar la pensión si estás trabajando.

Trabajar en un empleo y cobrar la pensión de jubilacion en España es compatible, aunque no con carácter general. La Seguridad prevé tres supuestos en los que es posible el empleo y la jubilacion. Es decir, percibir la pensión pública al mismo tiempo.

Se trata de la jubilación parcial, la jubilación flexible y la jubilación activa. De las tres, solo una permite cobrar el 100% de la pensión. Lo que todas cuentan son con sus propias ventajas y requisitos.

La jubilación parcial: seguir trabajando con reducción de jornada

Es la fórmula más sencilla para compatibilizar empleo y pensión de jubilación y es una de las más utilizadas por las empresas mediante el contrato de relevo.

Con la jubilación parcial dejas de trabajar unas horas y cobras la pensión proporcional al tiempo que ya no estás empleado. En concreto, la jornada debe reducirse entre un 25% y un 50% con carácter general y en un 75% en determinados casos dependiendo de su se hace o no con contrato de relevo.

La edad mínima para acceder a la jubilación parcial también depende de si hay o no contrato de relevo. Este tipo de contrato laboral es el que firma el empleado que entrará a sustituir y suplir las horas que ya no cubrirá la persona jubilada parcialmente.

Las condiciones también son distintas en ambos casos. Sin el contrato de relevo solo hay que cumplir los requisitos para cobrar la pensión contributiva. Es decir, haber cotizado 15 años y dos de ellos en los 15 anteriores a la jubilación parcial.

Con el contrato de relevo el período cotizado aumenta y también es necesario acreditar un mínimo de 6 años de antigüedad en la empresa.

Si quieres recibir mas artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

La modalidad flexible

Esta modalidad de jubilación con trabajo permite a un jubilado volver al mercado laboral sin perder el derecho a su pensión.

El objetivo es volver a trabajar después de haberse jubilado compatibilizando el salario con los ingresos del retiro. También funciona mediante una jornada parcial y solo se puede acceder a ella mediante el trabajo por cuenta ajena. En otras palabras, que no se puede solicitar para emprender un negocio o trabajar como freelance.

La jornada laboral en este caso podrá ser de entre un 25% y un 50% de la de un trabajador a tiempo completo comparable. Estos empleados son los que tienen el mismo tipo de contrato y realizan un trabajo similar al del jubilado flexible.

Como en el caso anterior, la pensión pública se reducirá de forma proporcional a la jornada de trabajo. De esta forma, se puede cobrar el 25% de la pensión con una jornada laboral del 75% del tiempo normal, por ejemplo.

Los jubilados con una jubilación flexible seguirán cotizando mientras trabajen y cuando dejen de hacerlo volverán a cobrar su pensión íntegra, que se recalculará sumando los nuevos periodos cotizados.

Jubilación activa: emprender y cobrar la pensión

Esta modalidad es la que permite disfrutar de la pensión y trabajar por cuenta propia o ajena. Es la fórmula para emprender o trabajar como profesional freelance y cobrar la pensión. También permite al jubilado tener un contrato a tiempo completo y sin límites.

En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, podrán cobrar el 50% de su pensión, aunque sin añadir el complemento a mínimos mientras se cobre la pensión y se trabaje al mismo tiempo.

Por su parte, los autónomos que tengan por lo menos un trabajador contratado podrán cobrar el 100% de la pensión con la jubilación activa.

En ambos casos se cotizará a la Seguridad Social. Los autónomos lo harán con su cuota, que no incluye rebajas y los empleados por cuenta ajena con una cotización reducida más un 8% por solidaridad.

Esta fórmula para cobrar la pensión y trabajar es la más beneficiosa, pero también la más estricta en cuanto a sus condiciones. Solo podrán acogerse a ella quienes hayan alcanzado la edad ordinaria de jubilación más un año y tengan derecho a cobrar el 100% de su base reguladora.

Estas son las tres opciones para trabajar y cobrar la pensión, cada una con sus ventajas y desventajas.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba