Actualidad

Esta es la fecha en la que se empezará a cobrar la subida de las pensiones de 2023

El alza general del 8,5% y la prórroga del 15% de las pagas no contributivas se cobrara ya en enero


Según el Banco de España, la subida de las pensiones por la inflación costará unos 15.300 millones de euros. Esto, unido a las jubilaciones del baby boom, supone un importante desembolso, que en parte se piensa cubrir con el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), un nuevo impuesto que afectará a muchas personas. En cualquier caso, si estás jubilado y sea cual sea tu situación, la pensión que cobras cada mes va a aumentar su cuantía.

La cuantía de las pensiones contributivas se revalorizará el 8,5% a partir del 1 de enero de 2023, conforme establece la Ley de reforma de prestaciones, en función del IPC interanual promedio entre noviembre del año en curso y diciembre del precedente.

Así se confirmo, tras publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE) el dato definitivo del IPC de noviembre, con lo que la citada media es del 8,46%, con el redondeo del gobierno queda en un 8,5%.

La subida se verá en la primera nómina que se cobrará en 2023

Esta subida, que se aplicará a todas las pensiones de la Seguridad Social, se verá ya reflejada en la primera nómina que se cobrará en 2023, es decir, la paga correspondiente al mes de enero. Aunque la Seguridad Social, a cuyo frente se halla el ministro José Luis Escrivá, abona las pensiones a finales de cada mes, la inmensa mayoría de los bancos adelantan el cobro a sus clientes, por lo que lo más previsible es que los pensionistas más madrugadores puedan tener ingresada la subida a partir del lunes 23, dependiendo de las condiciones de cada entidad, y la inmensa mayoría la habrán cobrado el día 25.

Tras la subida del 8,5%, la pensión de jubilación subirá casi 110 euros al mes, con lo que la prestación media ascenderá hasta situarse en torno a 1.366 euros mensuales, por 14 pagas, en 2023. La pensión de viudedad alcanzará los 848 euros al mes.

La pensión media del sistema aumentará hasta los 1.187 euros, mientras que la que cobran los recién jubilados por el Régimen General será de unos 1.609 euros mensuales.

El Gobierno calcula que vincular las pensiones al IPC tendrá un impacto financiero de 2,5 puntos del Producto Interior Bruto (PIB) entre los años 2048 y 2050, que es cuando el gasto alcanzará su máximo, debido a la jubilación del baby boom.

Si quieres recibir mas noticias como esta, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

No contributivas: prorrogan el 15% de alza del verano

En cuanto a las pensiones no contributivas, el Gobierno ha decidido prorrogar el alza del 15%, que registran desde julio pasado. Es decir, los más de 440.000 pensionistas no contributivos seguirán cobrando durante todo 2023 la subida que vienen recibiendo, gracias al acuerdo alcanzado entre el Gobierno y EH Bildu durante la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2023.

Así, los perceptores de pensiones no contributivas continuarán recibiendo los aproximadamente 70 euros mensuales extra que han estado ingresando desde el verano pasado. Tal y como confirmó el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, esta prórroga del 15% de subida será la revalorización que les corresponda en 2023, sin el 8,5% que prevé el Gobierno de aumento para las pensiones contributivas.

Es decir, los pensionistas no contributivos entrarán en 2023 cobrando los mismos importes que se les revalorizaron este verano. Pese a esta revalorización extraordinaria, aprobada para paliar los efectos de la guerra de Ucrania, la mayoría de estas pensiones sigue teniendo cuantías por debajo de los 500 euros, especialmente las de jubilación.

En 2023 no habrá ‘paguilla’

Con el nuevo sistema de revalorización de las pensiones, que liga las subidas al IPC anual medio de los últimos doce meses (noviembre del año en curso-diciembre del anterior), la Seguridad Social ya no abonará más la tradicional paguilla, que era un modo de compensar a los jubilados por el desfase entre la inflación prevista (que era conforme a lo que subían las pensiones a comienzos de año) y la que realmente resultaba ser al finalizar el año.

La última paguilla se abonó en la segunda quincena de enero de 2022, para compensar el impacto de la inflación de 2021 sobre las nóminas de los pensionistas (la subida que se les aplicó en enero de 2021 fue del 0,9%, mientras que la inflación resultó ser del 2,5%). Por tanto, en 2022, todos los pensionistas recibieron un 1,6% extra en sus nóminas. Para el bolsillo del pensionista, esa paguilla fue de aproximadamente 224 euros para quienes cobraban 1.000 euros mensuales; en torno a 290 euros para perceptores con nómina de 1.300 euros al mes; y alcanzó los 336 euros en el caso de pensionistas que cobraban 1.500 euros mensuales.

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social
Botón volver arriba