Actualidad

Esta es la cantidad mínima para entrar en una lista de morosos

Antes de que una empresa de cobro de deudas u otra entidad nos pueda incluir en un fichero de morosos, tiene que notificárnoslo con un mes de antelación

Ficheros de morosos: qué son, qué tipos hay y cómo podemos salir de ellos

Hacienda indica cual es el limite de deuda, para entrar en su lista de morosos

Ley de Segunda Oportunidad: ¿se puede acceder a través de la justicia gratuita?


Las listas de morosos en España o ficheros de morosos son bases de datos en las que se puede meter a una persona cuando esta tiene una deuda pendiente con alguna entidad, las más habituales son impagos a compañías de suministros energéticos o de telefonía e Internet, así como préstamos bancarios o hipotecarios.

Estas listas tienen como finalidad que las entidades que las consultan, puedan saber si una persona o una empresa es un mal pagador.

Antes de que una empresa de cobro de deudas u otra entidad nos pueda incluir en un fichero de morosos, de los que existen varios en España, tiene que notificárnoslo con un mes de antelación. Para permitirnos pagar la deuda antes de acabar en la lista, puesto que figurar un listado de morosos suele tener consecuencias negativas (especialmente a la hora de solicitar un préstamo, contratar servicios o querer hacer compras a plazos).

Sin embargo, no siempre se informa o no siempre se eliminan los datos del deudor una vez se ha saldado la deuda.

Cual es la cantidad mínima para entrar en lista de morosos

Existen múltiples ficheros de morosos que operan en España, un deudor puede ser inscrito en más de uno a la vez, pero esto siempre va a depender del tipo de deuda y de si se trata de una persona jurídica o física.

Si bien en la mayoría de los casos, para que una entidad o cobrador de morosos nos incluya en uno de estos ficheros, debemos tener una deuda de al menos 50 euros, en el caso de personas físicas, o de 300 euros, si se trata de una persona jurídica.

Cómo saber si me han incluido en una lista de morosos

Es importante saber que podemos consultar una lista de morosos para comprobar si figuramos en ella. El único requisito que vamos a necesitar es tener una deuda y aportar la información que se nos pida a la hora de hacer la consulta.

Como hemos dicho, en España existen varias listas de morosos, aunque todas funcionan de forma similar, pudiendo consultar cada lista de morosos online o enviando una solicitud por correo certificado a la misma.

Las listas de morosos más utilizadas por las entidades financieras para realizar sus consultas son:
  • ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación)
  • RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas, solo personas jurídicas)
  • CIRBE (Central de Información de Riesgo del Banco de España)

Si quiero saber si estoy en una lista de morosos, es necesario ir a la página web de estas listas y seguir los pasos que nos irán indicando en ellas. Aunque, como hemos mencionado, el procedimiento es muy similar entre unas y otras, con la salvedad del RAI, donde es preciso darse de alta antes (además, este servicio es de pago).

Alternativas para conocer si estamos en un listado de morosos

Aparte de los métodos indicados, hay algunas alternativas para poder saber si estamos en un listado de morosos. Una forma es haber recibido una notificación de impago en la que nos indique una fecha límite para llevar a cabo el pago.

Si dejamos pasar la fecha límite sin haber abonado la cantidad, es muy probable que la entidad a la que debemos el dinero, nos incluya en un fichero de morosos. Recuerda que deberían avisarte con un mes de antelación antes de incluirte en el fichero de morosos.

Otra forma de averiguarlo es preguntándolo en nuestro banco, si tenemos la confianza suficiente con la entidad. El banco puede realizar la consulta en las listas de morosos habituales e indicarnos si estamos en alguna de ellas.

Cualquier persona puede consultar una lista de morosos a nivel personal, es decir, siempre que consultemos nuestros propios datos. Puesto que estaríamos ejerciendo el derecho de acceso y, a través de este, si los datos son incorrectos, por ejemplo, porque ya hemos pagado la deuda o la hemos impugnado por vía administrativa o judicial, solicitar la supresión de los mismos.

Otras entidades o empresas también pueden consultar las listas de morosos, pero deben estar asociadas a ellas para poder realizar estas consultas.

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba