Actualidad

Es definitivo: Las pensiones subirán un 8,5% tras conocerse el IPC de noviembre

Las pensiones contributivas subirán en 2023 un 8,5% con la fórmula de revalorización recogida en la ley de reforma de las pensiones aprobada en diciembre del año pasado. También lo hará el Ingreso Mínimo Vital.


Las pensiones contributivas subirán un 8,5% a partir del 1 de enero de 2023, con la fórmula de revalorización recogida en la ley de reforma de las pensiones. En la que se tiene en cuenta, como referencia para determinar la subida de estas prestaciones, el IPC interanual promedio de doce meses, que va de diciembre del año anterior a noviembre del ejercicio en vigor.

Y es que el Instituto Nacional de Estadística acaba de confirmar el IPC definitivo para el mes de noviembre, que se modera en un 6,8% gracias a la rebaja en la factura de luz y el precio de la gasolina.

Un dato que coincide con el del INE

Un dato que coincide con el que el INE ya adelantó hace dos semanas. Además, también se incrementan las cuantías dirigidas a los más de 1,2 millones de beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital, en un 15% de cara a los próximos doce meses.

Esto quiere decir que esta prestación no contributiva superará por primera vez, como mínimo, los 500 euros mensuales. Esta alza impulsada desde el Gobierno de España y que repercute directamente en ambas prestaciones sociales, responde a la emergente necesidad de combatir la tasa de inflación disparada, que durante los meses de verano llegó a superar la barrera de las dos cifras, aunque fue en agosto cuando alcanzó su pico, con un 10,4%

Justo en este sentido, cabe recordar que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023, recientemente aprobados en el Congreso, no contemplaban la cifra concreta en que subirán las pensiones contributivas el próximo año porque se desconocía el dato de inflación al que está vinculada su revalorización. Aunque desde Moncloa se calculaba que iba a estar en el 8,5%, décima arriba o abajo, como finalmente así ha sido.

Por su parte, las pensiones no contributivas, mantendrán para el próximo ejercicio la subida del 15% que se les aplicó el pasado mes de julio en virtud de una enmienda pactada por el Ejecutivo con Bildu en el marco de la negociación presupuestaria.

Subir las pensiones costará 12.700 millones de euros

La Seguridad Social calcula que cada décima de subida de las pensiones tiene un coste de unos 150 millones de euros, por lo que elevarlas un 8,5% implicará un gasto de aproximadamente 12.750 millones de euros. El Banco de España, por su parte, estima que cada décima de incremento implica un coste de 180 millones de euros. Usando esas estimaciones, el coste de la subida de las pensiones en un 8,5% rondaría los 15.300 millones de euros.

Si quieres recibir noticias como esta, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Los pensionistas pueden cobrar el Ingreso Mínimo Vital

Lo que muchos pensionistas no saben a día de hoy es que pueden cobrar el IMV junto a su pensión en dos casos. En primer lugar, decir que podrán acceder al Ingreso Mínimo Vital aquellos pensionistas que estén cobrando una pensión por incapacidad permanente. Así se puede comprobar a través de la página web de la Seguridad Social, bajo el apartado «beneficiarios».

Por otra parte, también podrán recibir esta prestación no contributiva aquellos pensionistas que hayan decidido por acogerse a la jubilación anticipada. Por lo tanto, no podrán solicitarlo quienes hayan alcanzado la edad ordinaria de jubilación, ahora de 65 años.

Asimismo, en cuanto a la cuantía a percibir, dependerá, eso sí, del número de convivientes que forman parte de la unidad familiar. Dicho esto, la ayuda a percibir puede variar en función de si se vive solo o dentro de una familia, o incluso si se tiene hijos a cargo menores de edad. Como resultado, será necesario conocer el patrimonio del que disponer el titular, puesto que figurará como límite para cumplir con el requisito de carencia de rentas.

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social
Botón volver arriba