Actualidad

En este caso se puede obtener una incapacidad permanente por lumbalgia

Cualquier dolencia o enfermedades puede dar lugar al derecho de percibir una incapacidad permanente. Ya que, todo depende de la situación del paciente y la evaluación del Instituto Nacional de la Seguridad Social


A día de hoy, prácticamente cualquier dolencia o enfermedades puede dar lugar al derecho de percibir una incapacidad permanente. Realmente, todo depende de la situación del paciente y la evaluación del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

El INSS es el organismo encargado de otorgar el derecho a percibir una incapacidad permanente en cualquiera de sus grados. Para ello, analiza la situación de cada paciente de forma individual y personalizada, independientemente de la enfermedad o dolencia que presente el trabajador.

En este caso, hablamos de la lumbalgia, que se trata de una patología caracterizada por un fuerte dolor localizado en la parte inferior de la espalda, y que está relacionada con la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral.

La incapacidad permanente por lumbalgia

Sí es posible obtener el derecho a percibir una pensión de incapacidad permanente por lumbalgia, aunque para ello es necesario cumplir una serie de requisitos y superar el Tribunal Médico del INSS.

Esto quiere decir que no todas las personas con lumbalgia pueden tener el derecho a una incapacidad permanente, ya que dependen de diferentes factores, como el grado de afectación de las capacidades funcionales; además de tener en cuenta que se han agotado todas las posibilidades terapéuticas para poner solución a la afección de salud.

Así, la lumbalgia es una enfermedad que está vinculada especialmente a aquellas profesiones que requieren un esfuerzo físico constante, provocando un debilitamiento de la zona lumbar. También está asociada a actividades laborales que requieran una carga de peso regular.

Los profesionales que formen parte de estos sectores de trabajo sí que podrían ser beneficiarios de una incapacidad permanente por lumbalgia en determinadas situaciones, como por ejemplo un mecánico, carpintero, albañil o mozo de almacén.

Incapacidad absoluta por lumbalgia

Por otro lado, la incapacidad permanente absoluta puede darse en situaciones muy graves en la que el paciente no muestre mejoría con ningún tipo de tratamiento. Especialmente, este caso suele ocurrir en personas que presentan un dolor intenso en la zona lumbar irradiado a una o a las dos extremidades inferiores.

Es poco habitual conceder una gran invalidez por lumbalgia por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

En definitiva, existe la posibilidad de obtener una incapacidad permanente por lumbalgia, ya que el Instituto Nacional de la Seguridad Social no se guía por una lista de enfermedades que dan lugar a una pensión de este tipo.

Si bien, es cierto que algunas enfermedades o dolencias parten con mayores probabilidades de ser propuestas para incapacidad permanente.

Información adicional

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba