El plan piloto para la Renta Básica Universal en Cataluña comienza a tomar forma
Actualidad

El plan piloto para la Renta Básica Universal en Cataluña comienza a tomar forma

Cataluña, según los expertos, tiene uno de los planes más ambiciosos para combatir la pobreza.


La Renta Básica Universal es una prestación económica de carácter universal, individual e incondicional que tiene como objetivo la eliminación de la pobreza, o al menos asegurar un mínimo vital a todas las personas. Una prestación monetaria para todos los miembros de la sociedad que lo necesiten, pagada por el Estado y sin cumplir ningún requisito.

Aprobada la creación del Programa Temporal de la Oficina de Plan Piloto

El Govern de Catalunya ha aprobado la creación del Programa Temporal de la Oficina de Plan Piloto para implementar la Renta Básica Universal (aprobada de La Oficina del Plan Piloto el 22 de junio de 2021 con la aprobación del Decreto 245/2021). El Programa dotará a esta oficina de los recursos de personal necesario. El objetivo del Programa es la puesta en funcionamiento de un Plan Piloto para implementar la Renta Básica Universal.

Se hace difícil situar un posible origen del Plan Piloto, pero hay que señalar el proceso de difusión de la Renta Básica (RB) que llevan años realizando organizaciones como la Red Renta Básica que es la sección oficial de la Basic Income Earth Network, y que en los últimos tiempos se ha visto muy intensificado durante la pandemia de covid-19 por un conjunto de circunstancias: entre otros por posicionamientos de personalidades como el secretario general de la ONU, el Jefe de Estado del Vaticano o la editorial del Financial Times.

En clave más catalana surgieron también manifiestos favorables a la RB de varios colectivos y entidades en Catalunya durante el confinamiento. En aquellos meses tan inciertos económicamente surgieron posicionamientos en el ámbito de los trabajadores y trabajadoras de la cultura, del sector social, de personas activistas del feminismo, del movimiento LGTBI, de personas psiquiatrizadas y también de entidades importantes como el Consell Nacional de la Joventut de Catalunya (CNJC).

Un cambio de paradigma

Según el jefe de la Oficina del Plan Piloto para Implementar la Renta Básica Universal, dice: «estamos ante un cambio de paradigma en las prestaciones sociales», ya que «las políticas actuales no combaten la pobreza». Una propuesta, que por utópica que parezca, es cada vez más necesaria porque tiene un carácter redistributivo de la riqueza. “El 10% más rico absorbe el 64% del crecimiento económico, por tanto, los ricos cada vez lo son más”.

La Renta Básica Universal (RBU) se diferencia de prestaciones y subsidios como la Renda Garantida de Ciudadanía (RGC) o el Ingreso Mínimo Vital (IMV) por su carácter individual, incondicional y universal.

  • Es individual. Porque se otorga a la ciudadanía a título individual y no está vinculada a un hogar o unidad familiar, o colectivo determinado.
  • Es incondicional: Porque la persona receptora no ha de presentar ninguna condición económica o social para recibirla más allá de tener la ciudadanía o la residencia acreditada.
  • Es universal. Porque todos la reciben, no se dirige a un grupo social específico.
  • Además, es regular porque es una percepción mensual, no puntual (un pago único) o temporal (de duración limitada).

La cuantía de la renta una cuestión a resolver

Una de las principales cuestiones que habrá que resolver durante la fase de diseño es la cuantía de la renta. Que podría tener como referencia el índice del umbral de la pobreza, y luego el perfil de población que se someterá al piloto. Sobre esto último, la intención del Govern es que sea una selección de dos segmentos de edad –uno más joven, el otro más mayor– de todo el territorio catalán.

La cantidad de ayuda se establecería de acuerdo con el umbral de la pobreza situado en 947 euros al mes. La asignación sustituiría al resto de prestaciones estatales con una cuantía inferior y no estaría gravada por el IRPF. Además, se financiaría con un tipo mínimo de IRPF del 44% y un nuevo impuesto sobre la riqueza y reformas en el impuesto de sucesiones, donaciones y otros impuestos ambientales.

Se aplicará en la población de una determinada localidad

El Plan Piloto catalán se plantea como un estudio de «saturación» que se aplicará en la población de una determinada localidad. Con el objetivo de analizar los efectos sobre el entramado institucional, las dinámicas comunitarias y socioeconómicas. El número de participantes, 5.000 personas, y la cuantía monetaria, calculada a partir del umbral de la pobreza.

En cuanto a las cantidades, el Plan Piloto busca dos propuestas de reparto: La primera opción es una prestación completa para el primer adulto, 947,1 euros y de la mitad, es decir, 473,6 euros por adulto adicional. Por lo que respecta a los menores, contempla un tercio, 284,1 euros mensuales.

La segunda opción que plantea el Plan Piloto son 947 euros para hogares unipersonales o monoparentales, 700 euros por cada adulto cuando conviven con otros adultos y 300 euros por los niños.

Una duración inicial de 2 años

Tendrá una duración de dos años e irá acompañado de una evaluación de la implementación y del impacto por medio de encuestas, seguimientos cualitativos y registros administrativos. El Plan Piloto por la Renta Básica Universal, contó con el apoyo de los expertos internacionales y un reconocimiento de la ambición del proyecto. El objetivo es que este Plan Piloto comience antes de diciembre de 2022

Botón volver arriba