El Ingreso Mínimo Vital se retrasa al viernes: así seria la ayuda que diseña el Gobierno


Será el viernes cuando un cónclave ministerial extraordinario apruebe el ingreso mínimo vital. La cita se celebrará exclusivamente para aprobar esta iniciativa, que el Gobierno se había comprometido a poner en marcha antes de que terminara el mes.

Y es que todavía quedarían flecos por cerrar. Escrivá quiere contar, entre otras cuestiones, con el visto bueno de los agentes sociales y finalmente la reunión con la patronal, CEOE, que todavía no ha sucedido.

Así seria la prestación

La cuantía más baja del Ingreso Mínimo Vital, que es la que cobraría un solo adulto, será la de una mensualidad de una pensión no contributiva (PNC) de la Seguridad Social: 461,53 euros. Y se incrementará hasta un máximo de 1.015 euros, que serán para unidades de convivencia que incluyan dos adultos y dos niños.

El foco de la medida está puesto en los hogares monoparentales, que contarán con un complemento de 100 euros al mes. Además, en la medida en que se vayan revalorizando las pensiones no contributivas también lo hará el propio Ingreso Mínimo Vital.

Complemento

La prestación se entiende como un complemento a otros ingresos o rentas que reciban los hogares, en el borrador del RDL considerados “unidades de convivencia», que no podrán superar un determinado umbral, para lo que se les someterá una suerte de test de riqueza. De esta manera, el Ingreso Mínimo Vital servirá como un complemento a las rentas que ya se perciban, incluyendo las salariales o las pensiones, y patrimonios.

Sin embargo, no se tendrán en cuenta las rentas de inserción que ya hay gracias a las comunidades autónomas ni la vivienda habitual para el cálculo de si un hogar supera o no un umbral. Un cómputo que se elaborará cruzando los datos de los perceptores de la Seguridad Social con los de la Agencia Tributaria, correspondientes al ejercicio 2019, información que se vigilará constantemente por si se producen cambios de relevancia.

La idea es que la prestación esté vinculada a la búsqueda de empleo, y que se pueda cobrar incluso si se ha encontrado trabajo. El ministro espera que el Ingreso Mínimo llegará a 850.000 familias, que agrupan a unos 2,3 millones de personas.

La prestación, de carácter mensual, se activará de manera automática y se comenzará a cobrar en el mismo mes de junio, si se han hecho las correspondientes peticiones. Para ello, el Gobierno cuenta con que los ayuntamientos ayuden a localizar los colectivos más vulnerables que se puedan beneficiar de la prestación.

El cálculo de la capacidad económica para la concesión de la ayuda se realizaría sobre los datos de renta de un año antes, e incluso dos en algunos casos.

Ha habido críticas desde el ámbito de los Servicios Sociales sobre cómo se ha tramitado el Ingreso Mínimo Vital, que se ha tenido que gestionar de manera exprés por la emergencia económica. Ya que estaba previsto activar esta medida a principios de 2021. Y sobre todo debido a que los Servicios Sociales de las entidades locales se verán obligados a asumir desde el principio «un aluvión de solicitudes y la orientación e información a los posibles perceptores sobre esta prestación».

Pedirayudas

Sobre Pedirayudas

Somos una plataforma social cuyo fin es informar, asesorar, orientar y facilitar la información de todas las prestaciones, subvenciones y recursos existentes en el ámbito del Trabajo Social.