Actualidad

El Gobierno ha aprobado la rebaja del IVA de la luz del 21% al 10%

Las claves para entender los cambios en la nueva factura de la luz

Cómo solicitar el Bono Social Eléctrico


El Consejo de ministros ha aprobado la reducción hasta final de año del IVA de la luz, que pasará del tipo general del 21% al reducido del 10%, y la suspensión durante tres meses del Impuesto sobre la producción eléctrica del 7%.

El objetivo del decreto ley, que previsiblemente entrará en vigor el sábado, según ha asegurado en rueda de prensa la ministra portavoz, María Jesús Montero, es «intentar aliviar la situación de las familias y del tejido productivo».

Los hogares van a pagar un 10% menos de la factura de la luz, según el Gobierno, lo que contribuirá «a que la recuperación económica se pueda consolidar».

Al mismo tiempo se va a suspender durante el tercer trimestre el Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica, lo que supondrá un ahorro de entre un 5 y un 6%, para las empresas, 400 millones de euros en total, según los cálculos del Gobierno. Esta medida ya se adoptó en 2018, con una situación similar.

También se ha aprobado una ayuda adicional a las industrias electro intensivas de 100 millones de euros para que estos altos consumidores puedan ver «compensado el encarecimiento» de la energía.

A quién afectará esta medida

La medida afectará a consumidores vulnerables que dispongan de bono social, independientemente de la potencia que tengan contratada, y también se verán beneficiados todos los que tengan contratados hasta 10kW, siempre que el precio mensual del mercado mayorista esté por encima de los 45 euros por KWh.

Según el Ejecutivo, se calcula que se verán afectados «la práctica totalidad de los hogares españoles», que ahorrarán 857 millones de euros gracias a la medida.

Una medida de carácter temporal

Esta decisión de rebajar el IVA de la luz, que se remitirá a Bruselas «para que no haya ningún problema», ha dicho Montero, se mantendrá hasta finales de este año, es decir, hasta el 31 de diciembre.

A partir de esa fecha, se espera que ya estén en marcha otras medidas estructurales y una revisión fiscal generalizada. «En esa fecha evaluaremos si es conveniente adoptar alguna cuestión adicional», ha trasladado Montero.

El porqué de esta medida

Esta medida pretende hacer frente a unos precios que en junio han marcado varios récords históricos. Según FACUA, la factura de este mes sufrirá de media una subida interanual de 27,53 euros en junio y se situará en 88,11 euros (impuestos incluidos), lo que la situaría como la segunda factura más cara de la historia.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista en la primera quincena de junio se ha situado en 81,50 euros MWh, su valor más alto en un mes de junio desde que hay registros, según el grupo de consultoría y asesoría energética ASE.

El ahorro que supondrá

Antes de la aprobación de la medida, la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, calculó que la rebaja del IVA se traducirá en un ahorro de entre 6 y 11 euros en la factura mensual.

Para FACUA el ahorro será de nueve euros si se suma también el impacto de la suspensión del impuesto sobre la producción.

Desde la asociación de consumidores opinan que estas medidas no van a poner solución al problema, pues «9 euros de bajada no van a absorber el incremento interanual de 28 euros en la factura que se prevé para junio». «En lugar de 28, subiría 19 euros y es un incremento descomunal igualmente», ha recalcado a RTVE su portavoz, Rubén Sánchez.

El impacto sobre las arcas públicas de la medida será de entre 1.600 y 1.800 millones de euros, según ha explicado Montero, que ha señalado a su vez que ello no repercutirá en el déficit público.

Preguntada por qué no se ha aplicado la medida de forma permanente, la ministra de Hacienda ha apuntado que este plazo se da para «evaluar si tiene un efecto en la línea buscada» y que una reforma fiscal de mayor alcance se dará en un futuro.

Además, ha respondido que se ha trasladado la modificación del IVA la Comisión Europea como una medida temporal y «si la vigencia fuera superior habría que pedir autorización».

Bruselas, ha recordado además Montero, emite advertencias «sistemáticas de que España hace un uso abusivo del IVA reducido y superreducido».

Enlaces de interés

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba