Actualidad

El Gobierno acuerda sin la patronal la subida del salario mínimo a 1.000 euros al mes este mismo año

El Ejecutivo acuerda con los sindicatos aumentar en 35 euros el SMI desde el 1 de enero


El salario mínimo interprofesional (SMI) subirá hasta los 1.000 euros mensuales, repartidos en 14 pagas, en 2022. Así lo ha decidido el Gobierno en sintonía con los sindicatos, UGT y CC OO, y a pesar del rechazo de las patronales CEOE y Cepyme.

Ninguna propuesta nueva

Este miércoles se ha reunido de nuevo la mesa de negociación y no ha habido ninguna propuesta nueva, por lo que el encuentro ha concluido con el ‘sí’ de CCOO y UGT y el rechazo de CEOE y Cepyme. El esquema es idéntico al del pasado mes de septiembre, cuando se realizó la última subida del SMI para situarlo en 965 euros en 14 pagas también sin el apoyo de los empresarios.

En rueda de prensa tras firmar el pacto, Díaz ha resaltado la importancia del «diálogo social» y ha confirmado el acuerdo bipartito con CCOO a UGT «para subir el salario a 1.000 euros este año» con carácter retroactivo desde el 1 de enero. La vicepresidenta ha defendiendo los beneficios que este alza supone para la economía: «Sirve para mejorar la vida de la gente, alzar los salarios más bajos y para elevar los salarios al alza en general».

«Veremos si acaba con acuerdo bipartito o tripartito», comentaba el lunes la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Tras la primera reunión con los agentes sociales para abordar la nueva subida del salario mínimo interprofesional (SMI) este año. Finalmente, y sin sorpresa, el acuerdo ha sido a dos bandas, entre Gobierno y sindicatos, después de que la patronal haya rechazado la propuesta de elevarlo a 1.000 euros al considerarlo inapropiado por la incertidumbre económica actual.

La importancia del «diálogo social»

En rueda de prensa tras firmar el pacto, Díaz ha resaltado la importancia del «diálogo social» y ha confirmado el acuerdo bipartito con CCOO a UGT «para subir el salario a 1.000 euros este año» con carácter retroactivo desde el 1 de enero. La vicepresidenta ha defendiendo los beneficios que este alza supone para la economía: «Sirve para mejorar la vida de la gente, alzar los salarios más bajos y para elevar los salarios al alza en general».

Tanto Díaz como los líderes sindicales han negado que el alza del salario mínimo interprofesional vaya a destruir empleo en sectores como la agricultura o entre los autónomos: «No hay ningún dato que permita corroborar lo que se está diciendo. Es ciencia-ficción», ha dicho Díaz, para recordar el récord de afiliados en el sector agrario, con más de 840.000 ocupados «a pesar de haber subido un 31% el SMI hasta el año actual. Lo mismo sucede con los autónomos».

Dos millones de trabajadores verán mejorada su remuneración

Con la subida a los 1.000 euros brutos mensuales, que se aplicará de forma retroactiva desde el 1 de enero. A pesar de que se haya decretado en febrero, cerca de dos millones de trabajadores verán mejorada su remuneración, según las estimaciones de Trabajo. Serán, además, los más jóvenes y las mujeres quienes se beneficien mayoritariamente, como destalla el último estudio elaborado por el gabinete económico de CC OO. Se trata de 300.000 personas más que las que venían siendo favorecidas últimamente, puesto que la nueva cantidad obligará a modificar más categorías salariales dentro de las empresas, y, por tanto, impactará sobre un mayor número de personas.

La subida no responde a la «lógica económica», según las patronales

Tras la reunión del lunes, las partes se dieron hasta hoy para analizar con sus órganos de dirección la propuesta del Gobierno, que aumenta en 35 euros el SMI y que se aplicará con carácter retroactivo desde el 1 de enero. Ni CEOE ni Cepyme han modulado la opinión con la que salieron de la primera convocatoria ante la ausencia de nuevas propuestas. Los argumentos para desvincularse de nuevo del acuerdo son similares a los esgrimidos unos meses atrás: no es el momento.

El Comité Ejecutivo extraordinario celebrado el martes por las patronales rechazó «por unanimidad» la propuesta del Gobierno. En plena recuperación y con el riesgo de dañar la creación de empleo. La patronal insiste en que en plena recuperación, elevar los salarios mínimos es peligroso. La medida «parece responder más a una aspiración política en el seno del Gobierno que a la lógica económica», indicaron en un comunicado.

El intento de Díaz de lograr un pacto a tres en un asunto en el que el Gobierno no está obligado a negociar, solo a consultar, tampoco ha funcionado esta vez.

La subida se ratificará en el próximo Consejo de Ministros, el martes. Y a pesar de que entrará en vigor en febrero, las nóminas de enero también se verán retocadas.

Redacción

Pedirayudas.com: Tu portal de referencia en asesoramiento de ayudas, prestaciones y recursos gestionado por profesionales del ámbito social.

Un comentario

Botón volver arriba