Actualidad

El Banco de España alerta sobre los riesgos de los créditos rápidos

La mayoría de compañías que conceden estos créditos no están supervisadas por el Banco de España


Los créditos rápidos son préstamos que se conceden de manera inmediata y urgente, con cantidades pequeñas, y que se pueden contratar en pocos minutos a través de Internet o por teléfono.

El Banco de España comunica que este tipo de créditos se ejecutan «sin que casi se requiera documentación a la persona que lo solicita» y que, en muchos casos, «ni tan siquiera cuenta con los recursos o garantías necesarios para acceder a la financiación ofrecida por las entidades financiera y se ve abocada a recurrir a estos productos».

Si quieres recibir más avisos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

¿Qué inconvenientes traen este tipo de créditos rápidos?

La concesión de estos préstamos cuenta con multitud de facilidades, como la inmediatez, la escasez de trámites y la carencia de requisitos económicos previos. Existen varios inconvenientes: hay que devolverlos en poco tiempo y además, el tipo de interés suele ser elevado y con altas comisiones.

Para ello nos avisan de «Antes de contratar un crédito rápido, es importarte asegurarnos de cuál va a ser la cantidad de la que realmente vamos a disponer, la cuota que vamos a pagar y, sobre todo, ser conscientes del precio al que nos están prestando el dinero«, recuerda.

Concluyen que la mayoría de compañías que conceden estos créditos «no están supervisadas por el Banco de España, ya que no es una actividad reservada únicamente a las entidades financieras«.

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social
Botón volver arriba