Actualidad

Complemento de 50€ por menor para el IMV, eliminar la ayuda por hijo a cargo ha sido un error

Prestación por hijo a cargo, beneficiarios y requisitos en 2021

Ingreso mínimo vital: nuevos beneficiarios, requisitos y solicitud

La Seguridad Social confirma el día de pago de la Ayuda por Hijo a Cargo semestral «los puntos»


El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha anuncio hace algunos días ya, un complemento de 50 euros al mes por hijo para familias beneficiarias del ingreso mínimo vital. Al parecer, los 50 euros son solo la cantidad de partida, pero puede modificarse en el futuro, indican desde el Ministerio.

La propuesta del complemento de 50 euros al mes por niño nace del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, fruto de su análisis de cómo está funcionando el IMV en su primer año de vida. Según los últimos datos oficiales, el IMV alcanza a apenas un 30% del objetivo de 850.000 hogares previsto por el Gobierno hace un año.

La mayor parte de los que lo perciben son hogares con niños y niñas a cargo, que son los que más sufren la pobreza severa que el IMV pretende paliar.

Save The Children ha trasladado al ministro Escrivá sus propuestas de mejora del IMV: igualar el umbral de acceso establecido al de pobreza relativa y la inclusión de colectivos que actualmente quedan fuera de esta ayuda como las familias con menores de edad en situación irregular o los jóvenes extutelados entre 18 y 23 años.

Los objetivos que persigue esta ayuda

El objetivo del complemento ideado por el Ministerio de Inclusión es apoyar con esta dotación directa de 50 euros al mes por menor, a los hogares con más dificultades económicas. Que perciben el IMV, que está dirigido a las familias en pobreza muy severa y también a otros hogares que se consideran en «pobreza moderada», explican desde el Ministerio.

Los cálculos del equipo de Escrivá consideran que, si la medida sale adelante en el trámite parlamentario de enmiendas, el complemento podría alcanzar «en muy corto plazo» a «medio millón de menores».

Serían todos aquellos que viven en hogares ya perceptores del IMV, 276.000 menores en el mes de mayo, a los que sumarían de manera «muy rápida» los restantes 224.000, cuyos hogares en la actualidad aun no reciben la renta mínima estatal.

Desde Inclusión explican que hay un amplio número de hogares vulnerables detectados por el Ministerio fruto de las tramitaciones de solicitudes del IMV. En un plazo algo más largo de tiempo, la estimación del Ministerio que dirige José Luis Escrivá es que la ayuda de 50 euros alcance alrededor de «un millón de menores».

La pobreza infantil que sufre este país

La pobreza infantil supone una gran asignatura pendiente para el Gobierno, ya que, es un grave problema en España, que sitúa al país entre las peores posiciones del entorno europeo, solo por detrás de Rumanía y Bulgaria. Más de uno de cada cuatro menores en España vive en hogares con ingresos por debajo del umbral de la pobreza, el 27,4%, según los últimos datos disponibles (2019). Se trata de 2,3 millones de menores en esta situación de precariedad económica.

Si se mide la pobreza de manera más amplia, también en lo que afecta a la exclusión social, el problema se agrava: casi uno de cada tres menores (el 30%), está en esta situación. Además, se prevé que la pandemia incremente estos datos, según las ONG especializadas en infancia.

España ha invertido pocos fondos en reducir la pobreza y la exclusión, y las medidas implementadas apenas logran reducir este problema una vez aplicadas dada su escasa cuantía, al contrario de lo que sucede en la mayoría de nuestros países vecinos.

Este nuevo complemento, en lugar de la prestación por hijo a cargo

El nuevo complemento por hijo que plantea el ministro Escrivá, se encuadra dentro del compromiso adquirido con Bruselas en el Plan de Recuperación y Resiliencia. Que aboga por ampliar las ayudas a menores de edad de familias de escasos recursos y por reorganizar varias prestaciones y medidas de protección social en torno al ingreso mínimo vital.

Las organizaciones especializadas en infancia, como Save The Children y Unicef, celebraron la puesta en marcha del IMV y su enfoque que protege especialmente los hogares con niños. Pero reclamaron que no desmantelara la prestación por hijo a cargo existente hasta el momento.

Esta ayuda está dirigida a familias en situación de pobreza, pero con una dotación históricamente muy limitada. Lo que repercute en una escasa capacidad para aliviar la situación de estas familias.

Se incrementó mucho en el primer gobierno de Pedro Sánchez, situándose entre 28 euros al mes y 49 euros al mes según los recursos de los hogares. Una cantidad reducida en comparación con las inversiones de otros países, advierten las ONG e investigaciones sobre pobreza infantil. Que recuerdan que en Europa las ayudas por hijo (incluso universales) están muy extendidas.

El Ministerio de Seguridad Social ha optado por el momento por centrar los recursos contra la pobreza infantil a través de este complemento por hijo de 50 euros, del que estiman que se puede beneficiar «casi la mitad» de los actuales perceptores de la prestación por hijo a cargo.

Eliminar la ayuda por hijo a cargo ha sido un error

Tenemos pocos datos aun sobre este nuevo complemento, por lo que es poco lo que podemos vislumbrar. Sin embargo, si nos remitimos a las promesas y afirmaciones del ministro Escrivá sobre el IMV. Podemos fácilmente pensar que esta ayuda tardará en llegar a tantos hogares como se anuncia, y que además lo hará con ciertas dificultades.

Aunque se señale que 50 euros es una cifra de partida, y que esta no sea una cantidad despreciable, es cierto que no se puede pretender que con 50 euros al mes un niño tenga cubiertas sus necesidades básicas. Además, este complemento, llega como un parche al desastre de gestión del IMV, y al desmantelamiento tan precoz de la prestación por hijo a cargo.

Seguimos esperando que los requisitos y umbrales de renta y patrimonio del IMV se rebajen hasta que todos los hogares con carencia de ingresos puedan acceder a él. También continuamos a espera que el procedimiento se aligere, y sea más sencillo y accesible para toda la ciudadanía.

Son muchos los errores que tiene esta prestación, ya puesta en marcha desde hace un año, y que no se han solucionado. Como para quizá, lanzar otra ayuda o complemento nuevo, la cual tendrá que gestionarse de manera que cumpla con las expectativas o al menos con lo prometido.

Enlaces de interés

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba