ActualidadDiscapacidad

Beneficios fiscales por tener un 33% o más de discapacidad

Guia de ayudas y recursos para personas con discapacidad

Como solicitar la aplicación del mínimo personal, familiar y por discapacidad del IRPF

Como solicitar la pensión de incapacidad permanente


La obtención del certificado de discapacidad conlleva una serie de beneficios que afectan tanto a la exención en el pago de algunos impuestos como al acceso a prestaciones económicas relacionadas con la educación, la vivienda o la movilidad.

La tarjeta acreditativa del grado de discapacidad es un elemento de gran valor para las personas que la sufren. La solicitud para obtener dicha tarjeta debe ser presentada debidamente cumplimentada en el centro Base de la Comunidad Autónoma que le corresponda o cualquiera de los registros públicos.

Y ahora sí, una vez explicado qué es y cómo se puede solicitar el certificado de discapacidad, entramos de lleno en las bonificaciones fiscales por tener un 33% o más de discapacidad.

El IRPF para las personas con una discapacidad del 33% o superior

Las personas con una discapacidad del 33% o superior están exentas a efectos de este impuesto (es decir, que no tributan) o tienen importantes reducciones.

No tributarán en el IRPF (están exentas):
  • Prestaciones de Incapacidad Permanente Absoluta o Gran Invalidez, así como las prestaciones familiares y pensiones de orfandad a favor de nietos y hermanos incapacitados para todo trabajo.
  • Cantidades percibidas de instituciones públicas por acogimiento de personas con discapacidad.
  • Las ayudas económicas otorgadas por instituciones públicas a personas con un grado de discapacidad igual o superior al 65 % para financiar su estancia en residencias o centros de día, si el resto de sus rentas no exceden del doble del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM).
  • Las prestaciones por desempleo percibidas en la modalidad de pago único por trabajadores con discapacidad, cuando los beneficiarios pretendan incorporarse de forma estable como socios trabajadores o de trabajo en cooperativas o en sociedades laborales o pretendan constituirse como trabajadores autónomos.
  • Las prestaciones obtenidas en forma de renta por personas con discapacidad correspondientes a las aportaciones al sistema de previsión social especial constituido a favor de las mismas (por ejemplo, a planes de pensiones).
Reducciones y deducciones en el IRPF
  • Las reducciones por aportaciones a patrimonios protegidos.
  • Reducción por aportaciones a planes de pensiones y otros sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad.
  • Deducción por obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de personas con discapacidad.
  • Deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo: hasta 1.200 € anuales por cada descendiente y/o ascendiente con discapacidad con derecho a la aplicación del mínimo por descendientes, y hasta 1.200 euros por el cónyuge, no separado legalmente, con discapacidad y que no tenga rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 €.

IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido): reducción del IVA al 4% para la adquisición de vehículos adaptados, sillas de ruedas, aparatos de prótesis, órtesis e implantes internos.

Bonificaciones en el impuesto de Sucesiones y Donaciones: las personas acreditadas con un grado de discapacidad superior al 33%, tendrán la posibilidad de acogerse a una reducción de 55.000 euros. En caso de tratarse de un grado superior al 65%, la reducción podría llegar a los 153.000 €.

Bonificaciones en impuestos: ejemplo de ello es el IBI

Reducción del Impuesto de vehículos: las personas que cuentan con un vehículo para uso exclusivo y acrediten discapacidad, están exentas del Impuesto de Matriculación de Vehículos.

Reducciones en la compra de una vivienda: las personas con discapacidad pueden acceder a una serie de ayudas para adquirir una vivienda.

Descuento en ocio y cultura: las personas con discapacidad tendrán un 30% de descuento en actividades de este ámbito en España.

Transporte público: las personas con discapacidad también encuentran una serie de beneficios en el transporte público. Ejemplo: tarjeta dorada de RENFE.

Transporte: las personas con Movilidad Reducida también pueden obtener una tarjeta de aparcamiento, siempre que acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

Información adicional

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba