Actualidad

Así es la nueva baja laboral por dolores menstruales

Ésta se habilitará a través de una incapacidad temporal especial, que no requerirá un periodo mínimo de cotización y será asumida por el Estado desde el primer momento


El consejo de ministros ha aprobado este martes la ley del aborto en la que se incluye la baja laboral por tener dolores menstruales incapacitantes.

Dentro de este anteproyecto de ley se ha creado una baja laboral destinada a aquellas mujeres que padezcan reglas dolorosas e incapacitantes, la mujer podrá tener acceso a esta baja, para que su productividad en el trabajo no se vea afectada.

Incapacidad temporal especial

Ésta se habilitará a través de una incapacidad temporal especial, que no requerirá un periodo mínimo de cotización; será asumida por el Estado desde el primer momento, y “no tendrá un límite de días”. Además, Irene Montero, ministra de Igualdad, refiere que podrán acogerse a esta baja todas aquellas mujeres que sufran mucho dolor durante la menstruación, tanto si es por causas de patologías asociadas como pueden ser ovarios poliquísticos o endometriosis, como si es debido a otras causas.

Esta baja será asumida por la Seguridad Social y no por las empresas con el fin de paliar la discriminación laboral que se teme que pueda ocurrir ante el reconocimiento de este tipo de bajas. Ésta baja se concederá como una baja por enfermedad común.

¿Qué se entiende por baja por enfermedad común?

Se trata de un derecho de los trabajadores y es posible acogerse siempre y cuando no se pueda acudir al puesto de trabajo ya sea por una enfermedad o un accidente. Este tipo de baja se solicita a través del médico de cabecera, éste emite el certificado de la baja con dos copias, una para el trabajador y la otra para la empresa.

¿Cuáles serán los requisitos para solicitarla?

Principalmente se deberá tener una regla dolorosa que impida poder acudir al puesto de trabajo con un diagnóstico previo.

La concesión de esta baja no tendrá una duración máxima de días, para aquellas mujeres que tengan dolores intensos.

El borrador del anteproyecto de ley, recoge la salud menstrual como parte del derecho a la salud, afirma que debe ser igualitaria para todas en todos los niveles sanitarios y sin distinción en función del lugar de residencia; y especifica que se combatirán los estereotipos y mitos sobre la regla que aún existen y que dificultan la vida de las mujeres.

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social
Botón volver arriba