Actualidad

Argelia rompe el pacto de amistad con España

El país vecino tacha de «ilegal e ilegítimo» el apoyo del Gobierno al plan marroquí de autonomía de la excolonia española


El hecho de que España ha dado un giro en relación al Sahara ha provocado que Argelia tache a España de ilegal e ilegítimo el apoyo al gobierno marroquí.

Un nuevo tratado con Marruecos

Esta ruptura del pacto se debe a las declaraciones que hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En la que se ha reafirmado en su giro respecto al Sáhara Occidental y ha anunciado una nueva política de relaciones estrechas con Marruecos. Que incluirá, precisamente, un nuevo Tratado de Cooperación que sustituya al de 1991.

Esta nueva etapa con marruecos supone tensionar la relación con Argelia. Con todo ello, esta en peligro la revisión de los contratos energéticos de España con Argelia y en el que se había sumado la advertencia de que romperían el contrato con nuestro país si suministrábamos gas argelino a Marruecos.

La relación con Argelia se ha ido deteriorando desde que España remitiera una carta al rey de Marruecos, Mohamed VI, hecha pública por este. En la que apostaba abiertamente por el plan de autonomía diseñado por Rabat para la antigua colonia española calificándolo como «el más serio, realista y creíble» para solucionar el conflicto saharaui.

Al final con estas decisiones lo único que se consigue es que el pueblo saharaui sufra, ya que como bien sabemos, es saqueado por el Gobierno Marroquí.

Interés económico y político ante todo

Es evidente que ante estos nuevos cambios que afectan no solo a una población sino también a las relaciones políticas con otros países. Ya que únicamente se esta buscando el interés económico y político con el fin de “poder” o “querer tener” controlado al Gobierno Marroquí.

Por otro lado, se deja en el olvido la apuesta por el derecho del pueblo saharaui a decidir su propio futuro mediante un referéndum de autodeterminación, tal y como recogen las resoluciones de Naciones Unidas.

Breve reflexión

Lo mas triste de toda esta historia es el pensar que ante la aprobación de esta nueva política de relación con Marruecos, vamos a poder satisfacer las demandas continuadas del Gobierno Marroquí. Evidentemente esto no será así ya que, con esta decisión, lo único que se hace es alimentar de forma continuada a un “Monstruo” que no se saciará nunca. Evidentemente todos estos cambios van a tener consecuencias colaterales, en todos los sentidos.

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba