Actualidad

Aprobada la ‘excepción ibérica’: cómo te afectará en la factura de la luz según el tipo de contrato

El Congreso aprueba el tope al gas, en vigor a partir del 14 de junio


Este jueves se ha aprobado en el Congreso el decreto ley aprobado por el Gobierno para limitar el precio del gas para la generación eléctrica durante un año después de que la Comisión Europea avalara el miércoles la denominada excepción ibérica.

¿Qué supone la aprobación de este nuevo decreto?

Supone ponerle un tope al precio del gas para la generación eléctrica a 48,80 euros/MWh y así abaratar el precio de la electricidad.

Hasta el momento este coste lo marcaba el precio del gas y como consecuencia de esto el incremento en el precio del gas viene encareciendo y disparando la factura eléctrica cosa que afecta a la economía de las familias y empresas.

Este nuevo tope en el precio se aplicará a partir del 14 de junio pero este se fijará el precio a partir del día siguiente. Tendrá un vigor de un año y la rebaja no será estable.

El tope inicial se fijará en torno a los 40 euros durante seis meses y se irá incrementando de cinco en cinco euros al mes durante los otros seis. Esta rebaja se traslada a todos aquellos consumidores que tengan la tarifa regulada.

Ese descuento tendrá un coste total de 8.400 millones de euros, de los que los consumidores españoles y el Estado deberán asumir 6.300 durante este período para completar la compensación a las generadoras de ciclo combinado.

¿Cómo funciona y cómo afectará en la factura de la luz?

La medida entrará en vigor el próximo martes 14 de junio en España y Portugal, afectando a los precios a partir del miércoles 15 de junio. Su duración será de un año, cubriendo así los meses invernales de este año y el siguiente, y con un tope del precio del gas en una media de 50 €/MWh. Hasta el momento la media se encontraba en los 71 €/MWh. Por tanto, podemos esperar que la reducción en nuestra factura de la luz se vea reflejada en la factura que recibiremos en julio sobre lo consumido en el mes anterior.

Según se ha explicado en el Real Decreto-ley 10/2022 por el que se establece con carácter temporal un mecanismo de ajuste de costes de producción para la reducción del precio de la electricidad en el mercado mayorista, se establecerá un tope de 40 €/MWh durante los primeros seis meses, incrementándose en 5 €/MWh al mes a partir de entonces, finalizando en 70 €/MWh para que haya una convergencia a la normalidad, frente al actual precio de referencia en el mercado de más de 100 euros/MWh.

Por tanto, el primer mes que se aplique la «excepción ibérica» en nuestro mercado eléctrico, el precio del gas tendrá un tope de 40 €/MWh, la rebaja que percibirán los consumidores con tarifas PVPC podría ser de tan solo el 12,5 %, mientras que será entre un 18 y un 20 % para el consumidor industrial.

¿A quién beneficiará esta medida?

El tipo de contrato sobre la electricidad que se disponga afectará a la forma en la que este nuevo mecanismo de precios afecte a nuestra factura de la luz. Así, aquellos consumidores que cuenten con una tarifa PVPC, diseña y regulada por el Gobierno, con precios variables por tramos horarios, que más han notado la escalada de precios, notarán su efecto inmediatamente mientras que los clientes con precios fijos lo verán reflejado en su factura si cambian o renuevan sus contratos durante el año que estará vigente la medida.

Tal y como explicaba Teresa Ribera en su comparecencia, se espera que la reducción favorezca de manera inmediata al 37 % de consumidores domésticos españoles que están en PVPC frente al 70 % de los clientes industriales. «Para los demás consumidores, con contratos de precio fijo, la rebaja final dependerá de las condiciones pactadas con la compañía eléctrica, pero obtendrá precios más bajos porque la medida reduce los precios mayoristas que sirven de referencia».

Con este nuevo decreto se espera una mejora en las facturas de la luz y en el bolsillo de las familias españolas.

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social
Botón volver arriba